Casas de Esperanza

Creemos que cada ser humano es digno de las necesidades básicas: comida, refugio, agua, ropa. Sin embargo, reconocemos que muchos de nuestros hermanos y hermanas en todo el mundo carecen de estos elementos cruciales, también en El Salvador. En Gerardo Barrios, muchas familias viven en casas hechas de chapa metálica, bolsas de plástico, cartón y cualquier otro material que se pueda encontrar y envolver alrededor de postes de madera, cubriendo un piso de tierra. Durante la temporada de lluvias, muchas casas se inundan o se destruyen, y en épocas de calor las casas son insoportables.

A través del ministerio Casas de Esperanza, más de 40 familias han recibido un hogar, seguro y confiable, construido con amor. Además del hogar, la familia recibe muebles, artículos para cocina e incluso artículos personales nuevos. Nuestro sueño es ver una comunidad llena de casas de colores brillantes donde las familias vivan en paz, sin temor al clima ni a la violencia.

Los comentarios están cerrados.